TIP TEA < www.tiptea.com >

TIP TEA < www.tiptea.com >
TIP TEA SITIO RECOMENDADO PARA EL MEJOR TÉ

ElJardindelLibro.com

ElJardindelLibro.com
ElJardindelLibro.com LA MEJOR LIBRERÍA DE INTERNET

miércoles, 27 de agosto de 2008

2 limpieza de JCS


El domingo día 17-Ago-08 hice mi 2ª limpieza y os quiero reportar los resultados.

La noche del domingo la pasé sin molestias mayores aunque despertándome de vez en cuando ya que no suelo dormir de un tirón. La verdad es que en esta segunda limpieza me he encontrado un poco más mareado y tanto las sales como el aceite me han tenido un poco revuelto. También he tenido un poco de dolor de cabeza durante el domingo. Además el lunes y martes no sé porqué estoy experimentando un poco de mal humor. Mañana miércoles haré una lavativa por si ha quedado algo pues el lunes por la mañana todavía observé más cálculos en la deposición. En la próxima limpieza intentaré beber más agua durante la mañana del domingo para aprovechar el efecto laxante de las sales e intentar expulsar todo lo que quede.

Comentaros que yo he optado por tomar zumo de manzana comprado en supermercado y parece que es muy efectivo pues los ablanda bastante bien.
Entre la 1ª y la 2ª he esperado solo 3 semanas (quince días hasta que he empezado a tomar nuevamente el zumo).

En la 1ª expulsé poca cantidad y pequeñito además pero en esta 2ª ambas cosas se han incrementado hasta tal punto que me asombra el tamaño de los cálculos mayores que desalojé en una de las últimas visitas al baño el domingo por la mañana (ver foto).

Ante esto se me plantean varias preguntas:
1. ¿ Dónde se han compactado los cálculos grandes, en la vesícula durante años o quizá en el colon en las pocas horas del domingo que han restado hasta su desalojo?
2. ¿Los conductos del hígado pueden llegar a albergar un depósito tan grande o es más propio que estuvieran en la vesícula?

Según su apariencia todo parece indicar que estos “ejemplares” son un conglomerado de cálculos más pequeños. Al menos esa era la impresión que tuve cuando lo lavé bien con agua y lo disgregué manualmente. En todo caso no creo que tal pieza se haya compactado en pocas horas pues tenía bastante consistencia y me costó un poquito romperlo en dos.


La cuestión es que la noche del domingo no tuve muchas molestias y parece increíble pensar que si esas piedras han estado ya compactadas en el interior del hígado o de la vesícula los conductos puedan llegar a dilatarse tanto como para dejarlos pasar sin molestia ninguna.

Nada más por ahora. Os agradecería enviarais los comentarios que os pueda suscitar.

Gracias a todos y en especial a Carlos por la labor tan impotente que está desarrollando.
JCS

1ª Limpieza de C.A.



C.A. no tiene ninguna patología, pero hizo la limpieza por prevención y le ¡¡salió todo esto!! (picad en la foto para ampliarla).
Creo que ahora tendrá muchos menos "boletos" para futuros problemas, especialmente si sigue haciendo limpiezas ocasionales. Gracias por la foto!!
Carlos

sábado, 23 de agosto de 2008

1ª Limpieza de César



"Estimado Carlos:
Gracias por responder al mail anterior. Quiero compartir con todo el blog mi experiencia.
MI PRIMERA LIMPIEZA HEPÁTICA
Antecedentes:
Cuando era joven abusé en el consumo de alcohol. Con el paso del tiempo cada vez que bebía de más, a los pocos días de su ingesta, me apareciera una punzada persistente en la parte superior derecha del abdomen, una punzada quemante. Supuse que por su ubicación se trataba del hígado. Tomaba té de boldo por un mes y el dolor remitía. Pero empecé a notar que si consumía mucha grasa, el dolor volvía. Aún así no le presté atención a la dieta, comía lo que quería. Cuando me di cuenta del daño que me estaba produciendo dejé de beber alcohol en 2001.
En el año 2007, luego de que hospitalizaron a mi mamá por una complicación de la diabetes, en febrero para ser exactos, comenzaron los piquetes intermitentes en el hígado, de nuevo la punzada quemante. Con la experiencia de mi mamá en el hospital me di cuenta de los errores de diagnóstico de los doctores y la forma que medican sin medir las consecuencias de los efectos secundarios de los fármacos (si alguien ha visto Dr. House, sabrá a que me refiero), por lo que decidí tomar por mi cuenta mi salud. Investigando encontré que el Cardo Mariano tiene propiedades reconstituyentes del hígado y lo tomé en té por dos meses. Mi mamá falleció en abril y yo continué con el tratamiento del cardo en cápsulas.
Después de terminar el frasco de cápsulas duré cinco meses sin la punzada. En septiembre, en una reunión de trabajo, consumí cinco tasas de café express y al día siguiente la punzada reapareció. Volví a tomar té de cardo mariano sin notar mucha mejoría. En octubre me excedí en el consumo de camarones y la punzada reapareció. En diciembre conseguí semillas de cardo mariano, se supone que las semillas contienen mayor cantidad de la sustancia activa el silimarin y lo tomé durante un mes.

El café, los camarones y el exceso de grasa me producían la ardiente punzada. Con estos síntomas el doctor me diagnosticó en julio de 2008 probables cálculos biliares en la vesícula, me dio una orden para hacerme una ecografía y unos análisis de orina para descartar el riñón. Con este dato, dado a conocer a algunos familiares, me recomendaron tomar Palo Azul, supuestamente para los cálculos biliares. Después de dos semanas de vacaciones, en agosto me puse a investigar en internet y encontré que el Palo Azul está indicado para el riñón, que es excelente para combatir el ácido úrico y colesterol. También por casualidad encontré sobre el uso terapéutico del aceite de oliva y sin dudarlo comencé a tomar dos cucharadas soperas de aceite de olivo extra virgen en ayunas. Al seguir buscando más sobre sus propiedades llegué a tu página. La leí y me di a la tarea de conseguir el libro de Andreas Moritz. Después de leerlo y sin pensarlo mucho decidí realizar la limpieza.

Proceso de Limpieza:
Fecha de inicio: lunes 11 de agosto
Fecha final: domingo 17 de agosto
Luna Llena: sábado 16 de agosto

Desde luego que fui extremadamente riguroso en los tiempos marcados por Moritz, pero al irlo realizando se fueron presentando dudas que el libro no menciona:

1. Al momento de hacer el jugo de manzana ¿Qué tipo de manzanas elegir? Rojas, amarillas, motedas, verdes. Un dilema. Elegí las tradicionales, rojas. No sé si debía ser otro tipo de manzana o si elegí la correcta, esa es la duda. Tuve que requerir 2 kilos por litro, mi esposa lo hizo en el extractor. En total 12 kilos de manzana para todo el proceso.
2. Durante la semana de preparación fui riguroso con la dieta y no tomé nada frío, también dejé de tomar el Palo Azul y las dos cucharadas de aceite de olivo en ayunas. A partir del segundo día de tomar el jugo empecé a sentir el abdomen inflamado y ruidos en el estómago y necesidad de evacuar pero no tuve diarrea. Está se me presentó hasta el sexto día, justo después de las 2pm que ya no comí nada. Debo mencionar también que durante esa semana la punzada se hizo permanente.
3. El viernes, de la semana de preparación, en la noche me apliqué el enema con un litro de agua a 37 grados, el primero no lo aguanté más que dos minutos si acaso, sentía mucho dolor, supongo que el dolor parecido a los que sufren de colitis; el segundo ya lo toleré un poco más, calculo que a lo más 5 minutos. Después vinieron una serie de evacuaciones hasta que ya no quedó nada de agua. Desde luego supongo que no fue suficiente pero el estómago se me soltó el sábado en la tarde como ya lo mencioné en el punto anterior. Por lo que al parecer el intestino se medio limpió.
4. El sábado a las 17:45 al momento de preparar el agua con las sales de Empson salta otra duda, ¿cuánto es una cucharada sopera?, al ras o colmada ¿No estará muy grande la cuchara? La duda intrínseca es ¿Qué pasa si se pone de más? ¿Qué efectos tendrá si se pone de menos? Opté por el paso intermedio, ni al ras ni colmada. En fin, que tomarlas no fue ningún problema salvo que desconocía que fueran extremadamente amargas.
5. Antes de las 10pm ya estaba evacuando, pero no tomé la precaución de ponerme vaselina en toda la zona, lo cual me produciría a la larga un fuerte ardor. El ir al baño se convirtió en un proceso muy doloroso.
6. A las 10pm en punto me tomé el aceite con el jugo de toronja (pomelo). Sin ningún problema. Inmediatamente me acosté según lo indicado y me dormí. A las 12 horas sentí cómo algo se desprendía de mi costado derecho y sentí ganas de evacuar. Pero me aguanté. Se me fue el sueño y sólo pude conciliarlo hasta las 4am. A las 6am me tomé el tercer vaso de sales y me acosté de nuevo. Desde ese momento y hasta las 10am tuve que ir varias veces al baño, previamente le acondicioné un colador de verduras que cabía exactamente en el inodoro y que cada vez que evacuaba lavaba las piedras.
7. La expulsión de piedras se dio desde la primera evacuación del domingo, si bien al principio fue muy pequeña con acaso tres bolitas muy pequeñas de color verde y las otras de color café como se aprecia en la foto. No las toqué y conforme iba evacuando se fueron acumulando. Las fotos las tomé a las 11:22am. Las piedras verdes no queda duda, pero las marrón de que son?
8. El movimiento de estómago continuó y sólo concluyó después de que ingerí alimentos, conforme al horario establecido por Moritz. De hecho las evacuaciones cesaron después de las 11:30. Menos mal porque eran todo un martirio. Hasta el lunes por la tarde he vuelto a evacuar todavía en forma líquida.
9. Debo decir que todo el domingo tuve el cuerpo adolorido, con dolor muscular. Y para la tarde con un fuerte dolor en las articulaciones de las piernas y de los huesos. Desconozco a que se deba, el autor no menciona nada al respecto.
10. El miércoles 20 de agosto me realicé la hidroterapia de colón con un especialista. Sin dolor como el enema aplicado en casa, No quería intoxicarme con el residuo de piedras. Tengo una última duda, ¿Es probable que alguna piedra se estanque en el apéndice? Al limpiar el colon no es más probable que el apéndice quede más expuesto y vulnerable? Es una interrogante que me saltó el domingo.

Hasta aquí mi experiencia. Espero me puedas responder a las inquietudes aquí planteadas para solventarlas en las subsiguientes limpiezas. Te pido que publiques mi experiencia junto con las fotos anexas.

Recibe un cordial saludo desde la Ciudad de México.
Atentamente
César

Nota al margen: En la primera foto se aprecia una lenteja que comí el miércoles, es el único residuo orgánico que se escapó y que puede servir de referente para estimar el tamaño de los cálculos expulsados."

domingo, 17 de agosto de 2008

1 limpieza de Cha.

Hola Carlos, aquí te envío las fotos de mi primera limpieza y te cuento un poquito.

Primero me gustaria contar para todos los posibles interesados que yo NO TENGO NINGUNA ENFERMEDAD ( de momento estoy muy sanita, jaja) . La mejora de mi organismo me empezó a llamar la atención despues de dejar de fumar y beber, (hace más de 6 meses ya) y viendo ya con eso mejoras en mi. También quiero decir que NO SOY VEGETARIANA, pero aún así me gusta cuidarme, y creo que de momento seguiré como soy, eso sí , ahora como mucha más FRUTA, y bebo muchisima AGUA, pero como de todo y tomo 4 cafés diarios., así QUE RECOMIENDO LA LIMPIEZA HEPÁTICA A TODOS PARA RECUPERAR SALUD O MEJOR ESTADO FÍSICO AUNQUE NO SE ESTÉ ENFERMO..

Seguí todas las recomendaciones del libro de Andreas Morizt,durante la semana anterior y el día de la limpieza todo me salio muy bien. Eso síiiiiiíii, asquerosas las sales de epson y el aceite con el pomelo, pero bueno, lo tome con pajitas y yo creo que me fué mejor. No dormí en casi toda la noche, y eso que tomé 4 cápsulas de ormitina, pero me preguntaba si yo que no tenía ningún problema sacaría algo o no, si lo estaría haciendo mal o no, etc, asi que como quién dice yo hice el proceso de empalmada...jaajajjajajajja.... pero los resultados GENIALES.... parece mentira que tuviese todo eso dentro de mí ...... Ah! por si sirve de algo, aunque no comí nada después de las dos, sÍ QUE TOMÉ BASTANTE AGUA (mi cuerpo me la pedía, y es que yo tomo unos 4 litros diarios).
Fuí al baño bastantes veces. NO TUVE DOLOR NI NA. El segundo día me hice una limpieza del intestino con una labativa de un cuarto de litro que venden en las farmacia pero con agua templada, la hice unas 6 veces, hasta que al ir al baño se veía casi todo agua. BUENO Y LOS RESULTADOS..... ME SIENTO COMO MÁS VITAL ... IGUAL SON IMAGINACIONES MÍAS ,PERO DENTRO DE 1 MES VOY A POR MI SEGUNDA LIMPIEZA. OS ANIMO A TODOS A REALIZARLA Y A ENSEÑAR LOS RESULTADOS A LOS AMIGOS, AHORA MISMO YA TENGO A DOS COLEGAS QUE LA VAN A HACER.
UN BESOTE PARA TODOS Y ÁNIMO.
Cha.



Bueno, Cha, no son imaginaciones, las mejorías son progresivas y quizá se notan más cuanto peor estás de energías. Gracias por tu testimonio! Me alegro, y sigue tomando zumo porque los residuos aún presntes en tu hígado irán bajando ahora y te pueden obstruir de nuevo los conductos al endurecerse en el higado, dificultandote la digestion sobre todo. El hecho de que pasaras mala noche puede ser sintoma de que no tengas gran fuerza digestiva para hacer frente al aceite, pero eso debes decirlo tú. Yo sólo especulo, en base a lo que a mi me sucede y lo que me cuentan, pero los que tienen bien su digestión ni se enteran y duermen muy bien esa noche de la limpieza.
En todo caso, ahora te toca repetir una vez al mes con paciencia hasta limpiarlo a fondo!
Un saludo!
Carlos

viernes, 8 de agosto de 2008

Cómo fabricarse una Tabla para Hidroterapia del Colon, del tipo Colema Board.



Esta es la posición y el dispositivo para practicar la hidroterapia de colon en vuestra propia casa. Con fotos la descripción se hace mas breve y comprensible.








Lo primero que tenéis que hacer es adquirir una tabla de madera de 100 x 40 cm aprox. la cual situaremos un extremo sobre el inodoro y el otro sobre una silla. Le hacéis un agujero cuadrado en el lado del inodoro de aprox. 20 x 22 cm, en función del tamaño del tiesto que compréis, el cual situaréis en el agujero de la tabla y que se usa para evacuar.



Comprad un tiesto de plástico, acorde al tamaño de vuestra cadera, de tal modo que lo selle completamente y no haya fugas!
Haced un gran agujero en el fondo-lateral para que salgan hacia el inodoro los restos fecales y colocad aproximadamente en medio, o bien hacia arriba, pero también en el fodo un adaptador de plastico de doble cono al que enchufaréis la toma de agua por un lado y la sonda rectal por el otro lado.





El tubo de llenado de agua debe proceder de una bañera o cubo que situaremos en lo alto, y debe tener una llave de paso para poder cerrar la entrada de agua hacia el colon cuando lo queramos evacuar.



En lo alto del mueble, sobre una silla, colocaremos el cubo o bañera con agua caliente, a 37ºC aprox. No puede estar fría, ni caliente. Tocadla con el codo, y que esté tirando a caliente, pero que no moleste en el codo. Vigilad para que no se enfríe mientras colocáis el dispositivo, especialmente en invierno.



Ya tenéis todo el dispositivo listo para funcionar. Hacéis el vacío en el tubo para que se llene de agua succionando con la boca o mejor con una jeringa de 50 cc de cono ancho, ver video demostrativo en (http://www.colema-boards.com/colema/setup.html )



Aplicamos vaselina en la sonda rectal, que debe quedar bien recta para que no se doble ni salga al evacuar (lo ideal sería una sonda rígida, no muy larga).
Una vez tumbados en la tabla, puestos cómodos, con un cojín en la espalda procederemos a abrirle paso al agua. La duración del proceso puede ser 20 min en función de la cantidad de agua del cubo. Con 10-15 litros es suficiente para empezar.

Abrimos el paso de agua, comprobamos que no moleste la temperatura en el colon y notaremos como éste se va llenando de agua. Podemos masajear en dirección contraria a las agujas del reloj para que penetre mas a fondo. Cuando notemos cierta molestia de llenado, o ganas de evacuar, cerramos la llave de paso. Podemos seguir masajeando para que se disulvan los restos presentes en el colon, o bien evacuar ya directamente.
Permanecesmos con la sonda rectal introducida en todo momento, pues la evacuación se hace alrededor de ella. No debiera salirse si está bien montado el sistema y usamos una sonda rectal de venta en farmacias, o que os la consiga algun sanitario.
El tiesto drena todo hacia el inodoro, donde también podemos depositar un escurridor de verduras si tenemos interés en recoger alguna muestra para observarla.

El dispositivo queda aproximadamente así:




Bueno, espero haberos ayudado algo. Cualquier duda la ponéis en comentarios y la resolvemos. Estoy tratando de implementar mejoras al sistema, que es puramente artesanal, pero eficaz al 100%. Otro día subo mas cosas para complementar este artilugio.
Salud-os
Carlos

jueves, 7 de agosto de 2008

Foros sobre limpieza hepatica

Como algunas personas me reiteran preguntas que ya están respondidas, y para que todos dispongáis de la mayor información posible, os recomiendo visitar tambien estos dos foros que abrí junto al blog para expresar testimonios. En ellos se comparte mucha información que a algunos les resultará interesante, y que no está en el blog, pues no procede de mi, y sí de la experiencia de otras personas.
De todos modos, os sigo animando a que compartáis conmigo vuestras experiencias, no sólo fotográficas, sino de texto.
http://www.casapia.com/foro/viewtopic.php?t=8240
http://foros.ecotienda.com/topic.asp?TOPIC_ID=4827

salud-os

1ª limpieza de Jose



"Este fin de semana por fin he realizado mi primera limpieza hepática. La verdad es que no he tenido ningún tipo de molestias, la única incomodidad fue el tener que ir 6-7 veces al baño en la mañana del domingo y tener que levantarme a las 7 horas para tomar las sales de Epson (bueno, esto es culpa mia por haberme acostado bastante tarde, pues estuve viendo la televisión tumbado en el sofá tras haber tomado el aceite).
Te envío la foto con el resultado de mi limpieza, la verdad es que la imagen no es muy buena pero fundamentalmente eran verdes color guisante, alguna amarillenta y una era del color de una roca y como si tuviera arenillas pegadas alrededor (me acordé de aquella peli titulada "lloviendo piedras")
La verdad es que aún eché bastantes cálculos, pero por un "pequeño incidente" no los pude recoger todos.
En unos días te contaré si han mejorado mis molestias digestivas.

Saludos.
Jose"

sábado, 2 de agosto de 2008

Mi 10ª y última limpieza


Bueno, he acabado el pasado miercoles 30 de Julio de 2008 mi décima y última limpieza (por ahora) del hígado!! En la novena, que ya no subí al blog, expulsé poca cantidad, pero en la última casi nada ya. En esta ya no tuve molestias nocturnas, si bien en la anterior vomité el aceite a las 7 de la mañana. A pesar de todo fue eficaz, si bien muy molesta. Aún así, me atreví a ir a por otra limpieza un mes después, pero esta vez me hice con Ornitina para ayudarme a sobrellevar la noche. Fue eficaz y pasé buena noche, mejor e que en otras ocasiones, pues siempre estaba un poco entre vigilia y sueño. Esta vez dormí mejor, con cuatro capsulas de ornitina como dice la Dra. Clark.
Por una temporada (6 meses o mas) he acabado. Voy a cosechar resultados, ahora con el hígado limpio creo de todo o casi del todo. Ya os caontaré a ver como me va, pero en principio me siento como hace mas de un año, cuando me intoxiqué supuestamente con setas en un restaurante. He recuerado mi estdo energético habitual de entonces, ha sido una larga lucha, que empezó a revertir a mi favor a mediados de Diciembre pasado cuando hice mi primera limpieza hepática. Dos meses y medio despues ya estaba trabajando (4 limpiezas), si bien la mejoria completa no ha sido hasta poco antes del verano. Ahora estoy como un...

Espero que dure!!!


Por otra parte, sé que algunos tenéis problemas nauseosos a la hora de recoger las piedras. Lógico. Yo suelo usar últimamente el siguiente sistema. Coloco un colador de verduras de agujero fino en el inodoro y hago las deposiciones encima, una tras otra. El agua se va, pero quedan piedras.
Después las lavo con agua de la ducha (si la teneis a mano) o bien mediante una jarra echo agua para retirar los restos que queden adheridos. Solo recojo las piedras al final de la limpieza cuando ya no voy mas al servicio, sobre las 13-14 h.

Recojo las piedras en papel de cocina, las fotografío y despues las pongo en un bote. Si no queréis que se derritan a los pocos dias o horas (pues son coesleterol = aceite), metedlas al congelador y congelad el bote. Podréis enseñarlas después sin que se hayan deteriorado. Yo las suelo tirar una vez que todos los que me interesa las han visto.
También podéis llevarlas a analizar a algún laboratorio, pero avidsadles que las analicen como si fueran piedras de la vesícula (que os diagna la composición) o las pueden estropear con otras pruebas no específicas para ellas. Conozco un caso que no explicaron que eran de vesicula y se las quemaron analizando para ver que eran. Les dijeron que eran orgánicas, sin restos quimicos (por tanto no eran sales de Epson) y que ardían al fuego (normal, pues son colesterol que es una grasa!). O sea que no validaron su composición porque no supieron cómo analizarlas, pero tampoco lo invalidaron!.

Os adjunto una foto para mejor comprensión de como lavo los restos expulsados. El escurridor de verduras lo podéis encontrar en las tiendas de todo a cien o de los chinos. Que no tenga agujeros muy grandes o se irán las piedrillas.
Por otra parte, a ver si tengo tiempo y un día subo la manera de fabricarse un colema board en casa, para hacerse hidroterapia de colon por uno mismo. No es tan eficaz como ésta, pero lo compensa el hecho de hacerlo solito y gratis.

Siento el retraso en contestaros a todos, pero no tengo acceso a la red muchos días ahora en verano y los correos se me acumulan. Esto crece y los practicantes se multiplican cada día. En tres meses, desde que puse el contador, ya van casi 15.000 visitas!!! Gracias a todos. Y lo que queda!
No dejéis de escribirme. Además, si me escribís desde el apartado de comentarios de cada entrada, os contesto allí mismo y todos se beneficiarán de las dudas y experiencias que planteais!

Gracias por vuestras aportaciones, que no son para mí, sino para los futuros interesados en limpiar el higado-vesícula que no se verán tan solos!!

Saludos y hasta pronto.
Carlos

A propósito de Emi... ¡buenas noticias!

"Hola Carlos, gracias por la información...

Bueno tengo "buenas noticias", estos ultimos dias he estado muy bien , he tenido ligeras molestias pero minimas, he comido normalmente y sin problemas... he notado como si las digestiones las hiciera más rápidas (me daba hambre antes de lo normal)... no se si es paranoia mia pero me noto físicamente más fuerte, más vital..y lo digo fundado pq hago bastante deporte y por ejemplo ayer me hice 60 km en bici y no me cansé lo que tenia que cansarme (aunque quizas es una sensación mia)
Ojalá dure y no sea un espejismo como las anteriores veces.... pero esta vez si he notado un cambio en mi organismo...

tengo 2 preguntas:

- yo me tomo 3 veces al dia (1 vaso de agua con 1ml de rompepiedras) , de esa que va en un frasco concentrada.. esto ya me sirve como limpieza renal?? bebiendo bastante agua claro esta!!

- eso de pasear aceite en la boca a 1era hora.. tiene que ser con aceite de girasol sin refinar? no sirve el aceite de oliva??

- el dia 6 de la limpieza a partir de las14:00 he leido en algun foro americano que no se puede beber ni agua... creo que en tu blog si permites beber agua... crees que es importante??

Saludos y perdona la frecuencia de los mails, debes estar harto de responder a gente....pero solo queria decirte que estoy contento y animado "pero quiero ser cauto"....


Emi.

Mas testimonios (no os perdáis el de Bizikai, te partes!!)

"Hola a todos. Muchas gracias por la información y por vuestra intención de ayudarnos a mejorar efectivamente nuestra salud de una forma eficaz y fácil.

Hace unos días entré por primera vez en este foro, me convenció, leí el libro de Andreas Moritz y acabo de concluir mi primera limpieza.

Me gustaría mucho haceros algún comentario sobre cómo me he sentido y como novata aún que soy, haceros algunas preguntas.

COMENTARIOS:
- La semana de preparación ha sido fantástica, no me ha costado nada cambiar mi dieta, entre otras cosas porque se parece bastante a lo que habitualmente como, pero bueno, sí que he tenido que dejar de comer algunas cosas. He notado que aumentaba muchísimo mi nivel de energía (una pasada, aunque parezca una exageración, es en serio)

- El lavado de colon muy bien.

- El "ayuno" del día que se empieza a tomar las sales, pasé un poco de hambre, bueno estaba mentalizada, pero noté cómo mi cuerpo perdia algo de fuerza.

- La toma de pomelo y aceite también bien. Para tomar las sales de Epson y evitar el mal sabor, preparaba un poquito de agua con unas gotas de zumo de limón, tapaba la nariz, tomaba el vaso de sales de un trago con la nariz tapada y seguidamente el agua de limón y muy bien, no he notado nada el sabor.

- Pasó que cuando empecé a tomar las sales de Epson no evacuaba, iba llegando la hora de tomar el aceite con el pomelo e ir a dormir y aún no había evcuado, así que hice una lavativa con agua templada y empecé a ir a water. Tanto que casi no me da tiempo a acostarme a la hora. Es más, una vez acostada me quedé inmóvil descansando y sintiendo mi cuerpo, y también aguantando las ganas de ir de nuevo al water. Cuando pasó una media hora, ya no puede aguantar más y me levanté a defecar como 6 ó 7 veces seguidas. Después de esto pude quedarme dormida, aunque me costó descansar, toda la noche en la misma postura, me levanté a las 6:30 con una paliza en el cuerpo de impresión.

- Al día siguiente, aún sigo evacuando y con bastante paliza en el cuerpo, como cuando se tiene dierrea, me duelen los músculos y todo el cuerpo, tengo bastante paliza.

- He expulsado también bastantes gases, muchísimos. He tenido mucha sensación de moviento intestinal.

DUDAS:
- La más importante de todas es que no sé si lo que he expulsado son cálculos o era "mierdecilla". Hacía en un recipiente de plástico, luego me ponía unos guantes de látex y comprobaba el resultado. Al tocar se deshacían entre mis dedos sin consistencia ninguna. Eran de color claro como la vainilla, había muchos, del tamaño de un grano de arroz, incluso algunos un poco más, y como arenilla. Y otros eran de color verde guisante. He leído que eso son los cálculos, pero creía que era caca porque eran muy blanditos. Si son cálculos he expulsado muchos pequeñitos. He de decir que en la semana de preparación he bebido mucho zumo de manzana, puede que 1,5 litros o más, y puede que hayan salido tan blanditos por eso.

Mi marido ha hecho la limpieza también al mismo tiempo que yo y ha expulsado "un cascajar" (vamos un montón de ellas, cientos) muchas del tamaño de granos de arroz o lentejas, otras arenilla, otras del tamaño de garbanzos gordos, y una como una uva anorme. Eran de color oscuro y con cierta consistencia. El hizo la limpieza un día antes que yo por eso al ver lo que expulsé yo al día siguiente, pensé que eso no eran cálculos sino caca. Me gustaría que me pudierais orientar en ese sentido.

-Una última duda: he perdido unos 2 kilos de peso y mucho volumen en estos días de preparación y limpieza, ¿no será malo para el cuerpo tanta "caña"? ¿No habrá "efecto rebote" y engordaré lo perdido con creces?

SALUDOS A TODOS, GRACIAS Y ÁNIMO"
Mmme

-------------------------------------------------------------------------------------

Hola a todos/as:
Os cuento mi caso.
Varón, 36 años (aunque aparento diez minutos menos), vividor, fiestero y coleccionista de malos hábitos -también alimentarios- desde muy temprana edad. Como nada sale gratis en esta vida, hace 4 años se me pasó la primera factura, en forma de ataque de gota. Pese a darme cuenta perfectamente de que era un primer -y lógico- aviso, un toque de atención para que cambiase mis hábitos inmediatamente, es bien sabido por todos que la cabra tira al monte, como efectivamente seguí haciendo.
Cuando tienes alguna afección, y lo sabes, pero ésta no se manifiesta continuamente ni mucho menos, tiendes (por lo menos ése es mi caso) a no prestarle atención, a hacer como que no existe, para poder seguir tirando para el monte sin gran cargo de conciencia.
Todo genial. Hasta hace un año, cuando se me pasó la segunda factura. En forma de cólico biliar esta vez. Cinco horitas con la compañía no solicitada de un dolor realmente espantoso (y no me tengo por ningún llorón). Paseíto hasta urgencias. Cita posterior con el especialista, ecografía y... voila! La vesícula preñada de intranquilizadoras piedrecillas. El estomatólogo utiliza uno de esos eufemismos tan del aprecio de los de su gremio: "Hay que operar para extraer las piedras" ¿Extraer las piedras?, pienso. No; ¡amputar la vesícula!. "¿Amputar la vesícula quiere decir usted?" "Bueno, es un órgano que ya no debería estar en el cuerpo, por cuestiones evolutivas, no sirve para nada, miles y miles de personas viven sin vesícula, si no te la quitas un día te puede dar un chino (sic)..." "No falla", pienso, "cada vez que le planteas a un doctor que vas a buscar otras alternativas para curar tu dolencia, te suelta un 'haz lo que quieras, pero es muy probable que palmes', como intentando ponerte entre la espada y la pared; o haces lo que te digo o vas a reventar más temprano que tarde". Pero, afortunadamente, no soy una persona fácilmente impresionable. Así que cuando vi al interfecto rellenando su sentencia de operación (posteriormente leí los riesgos que ésta conlleva, así como numerosos testimonios de personas a quienes les había empeorado la vida sensiblemente y que habían visto agravadas sus molestias; todo esto mezclado con muchos otros testimonios de personas, también operadas de vesícula, que manifestaban su satisfacción y la mejora de su calidad de vida después de la intervención) le dije que no se molestase, que no me iba a operar.
Sería muy largo -y de doloroso recuerdo- describir el proceso que culminó con el asentamiento dentro de mí de la más firme desconfianza hacia los médicos y hacia esta mal llamada medicina que hoy en día se aplica, regida, si no única sí mayormente, por los criterios económicos de las grandes farmacéuticas y envuelta en un oscurantismo que basa su efectividad en la confianza ciega -más bien diría borreguil- y despojada de toda actitud crítica del paciente hacia el hombre/mujer de la bata blanca. Hablamos de la salud de cada uno. No basta la fe en el hombre medicina. No sólo no basta, sino que es profundamente temerario. Como resumen diré que esta desconfianza que muestro es fruto de un diagnóstico erróneo (por falta de la diligencia necesaria, esto es, de la profesionalidad necesaria) que llevó a tratarme con un fármaco que podría haberme causado la muerte (os ahorraríais la chapa que os estoy dando) por ser totalmente incompatible con el virus que me había atacado; y de dos praxis también erróneas a partir de sendos diagnósticos aparentemente correctos que, sin llegar al nivel de riesgo al que se me llevó alegremente en el primer caso, me produjeron graves inconvenientes.
Todo este ladrillo que he soltado es por los comentarios de la señorita que dice que fe ciega en los presuntos expertos. Yo únicamente tengo fe ciega en el conocimiento y en el espíritu crítico. Y dentro de las fronteras de mi cuerpo aplico la legislación que me parece más oportuna. Y tomo las decisiones en base a la información que recabo de diferentes fuentes y que me parecen más plausibles. En resumen, tomo las decisiones en lo que concierne a mi propio cuerpo. Y la experiencia me dice que, lejos de los médicos -excepción hecha de la parte del diagnóstico, ya que la medicina contemporánea tiene máquinas muy útiles en esta faceta- mejor; infinitamente mejor. Y que lo que un fármaco te arregla por un lado (en realidad suelen ser meros enmascadores de síntomas) te lo destroza por otro. Y que si se puede abordar una dolencia desde la alimentación y el consumo de medicinas naturales, debe hacerse; sin duda alguna. Evidentemente, si tengo un accidente de tráfico y tengo una pierna seccionada -por ejemplo- no voy a tomarme una infusión de pasiflora mientras pido cita para el acupuntor. Pero en lo que se refiere a dolencias internas... si ves un médico ¡corre!.
A propósito... ¿alquien sabe por qué en los siglos XVI-XVII-XVIII la tasa de mortalidad infantil entre los bebés de los nobles y de los reyes era netamente superior a la de las gentes del populacho?. Efectivamente, amigo, has acertado: ¡porque el populacho no tenía médicos! Parece broma, pero no lo es.
Salgo de la consulta. Ya me he negado a operarme. Ahora hay que buscar formas de eliminar las piedras. Seguro que las hay. Pasan los días leyendo, investigando un poquillo... y doy con el libraco del Moritz. El título tira para atrás, huele a la estafa del crecepelo mágico. Lo leo, no obstante. Tiene sentido. Contrasto sus afirmaciones con las de otros autores y leo experiencias de personas que han llevado a cabo la limpieza. Busco a alguien en mi ciudad que se haya aplicado el método. Encuentro una mujer. Me habla de lo bien que le ha ido a ella. Decido probarlo.
Unas cuantas irrigaciones colónicas (la primera un infierno, más por el mal rollo de ver mi inmaculado recto siendo zaherido que por lo especialmente doloroso del proceso); unos meses de alimentación sanota cuasi vegetariana y sin tomar casi mierdas (digo casi por lo hablado anteriormente de la cabra y del monte). El sábado (sí, ayer mismo) primera limpieza. ¿Molestias, incomodidades, vómitos...? En absoluto. De hecho, el proceso me ha parecido anodino. No he sentido absolutamente ninguna molestia. Incluso he pensado que no iba a echar nada, porque no me dolía nada, ni un poquitín. He dormido como el niño Dios. He madrugado para tomar las sales. A las seis y media y otra vez a la cama (a algunos les irá de puta madre hacer ejercicios de yoga como sugiere el amigo Moritz, pero a mí dormir es lo que mejor me sienta). Luego a las ocho el otro vaso. Y otra vez a la cama. Y a la media hora... pim pam pum. He echado unas 150 piedras y piedrecillas en cuatro tandas. La primera espectacular, con las más grandes (unas 20 ó 25 del tamaño de un guisante).
Y me siento feliz y convencido. Voy a seguir, por supuesto, hasta que no expulse ni una piedra más. Luego me voy a hacer una ecografía para confirmar que no quedan piedras en la vesícula. Y luego me voy de fiesta, que ya me estoy cortando demasiado.
Por cierto, yo opté por no comer absolutamente nada de carne ni productos animales desde 10 días antes de la limpia. El día de la limpia me tomé medio litro de zumo de manzana a traguitos y un plátano para desayunar y un puré de verduras para almorzar. Y añadí otra variante para relajarme y espantar el posible nerviosismo que pudiese surgirme: sobre las nueve y media, media hora antes de tomarme la mezcla, me fumé un cigarrillo de marihuana de primera calidad que me hizo todo el proceso mucho más llevadero (más que el proceso, que a mí por lo menos me pasó, como he dicho, casi inadvertido, me refiero al estado de tranquilidad y sosiego alcanzado para llevarlo a cabo).
Lo más asqueroso de todo las sales esas de Chernobyl, que saben peor que el peor de los venenos.
Por último (que sí, de verdad, por último) añadir que si, como parece, es posible remover las piedras con esta relativa sencillez, me parece responsabilidad de todos los que hemos seguido el proceso darlo a conocer (increíble que existiendo un método como éste se siga mutilando a la gente que no siempre, ni muchísimo menos, queda satisfecha ni mejora con la intervención).
Saludos."

Bizikai



Estos son testimonios extraídos del foro que abrí en la Ecotienda