TIP TEA < www.tiptea.com >

TIP TEA < www.tiptea.com >
TIP TEA SITIO RECOMENDADO PARA EL MEJOR TÉ

ElJardindelLibro.com

ElJardindelLibro.com
ElJardindelLibro.com LA MEJOR LIBRERÍA DE INTERNET

miércoles, 3 de junio de 2009

LIMPIEZA HEPATICA CON COCA-COLA

Sí, como lo oís, el nuevo ingrediente misterioso que recomiendo para limpiar el higado y la vesícula es... ¡Coca-Cola!


Y es eso mismo lo que hoy os voy a proponer aquí junto con mi testimonio y el de algunos otros que lo llevaron a cabo como son Francesc y Jordi. Hay mas, pero estos son los testimonios que me han llegado por ahora, a los cuales les expliqué el procedimiento, mientras yo mismo lo analizaba y evaluaba en tres ocasiones distintas de este “proceso” que es la LH.


La LH no es una simple cura que se hace una vez y ya está, sino que es todo un PROCESO de vuelta a la salud, que se desarrolla lentamente (o rápidamente, dependiendo de cada cual) a base de curas repetidas con intervalos mas o menos cortos, de entre 2 y 4 semanas. Puede durar años, dependiendo del estado previo y de la eficacia que consigamos con cada una de ellas, y por tanto, quien las empiece debe tener la constancia de continuarlas, o se arriesga a meterse en un túnel, a veces lleno de síntomas, del que nos puede asustar salir, en ocasiones. Las crisis curativas consisten precisamente en eso, en la exacerbación de los síntomas, para la posterior remisión de las enfermedades que nos afectan, bien sean enfermedades aún latentes o que estén ya externalizadas, que suele ser lo habitual. Y a veces, asustan cuando no estamos seguros de lo que hacemos.

Conseguir la máxima eficacia con cada limpieza es lo deseable, para minimizar su número y sobre todo para conseguir cuanto antes un hígado suficientemente limpio como para ir haciéndose cargo de los muchos desechos que acumulamos en el cuerpo, que son los que provocan las enfermedades. El hígado filtra y limpia el cuerpo, un litro de sangre por minuto, y nosotros lo limpiamos a él con cada limpieza hepática que practicamos hasta que, poco a poco, se regeneran la sangre, los órganos y los tejidos. Y tras ello florece de nuevo la salud...


Hace exactamente un mes que puse en práctica este ingrediente tan denostado (no sin razón) que es la Coca-Cola, y los resultados en mi caso fueron espectaculares. En esa limpieza expulsé mas que ninguna otra de las 18 que había llevado a cabo. Fue otra sorpresa más que me deparaba el camino de la LH en su tránsito por mi vida, y no sólo por la cantidad de los residuos que eliminé sino, sobre todo, por la calidad de los mismos. Piedras verdes oscuras, rodeadas y bañadas de piedritas blancas y crema, en cantidades industriales! No exagero, realmente creo que con ella desobstruí el segundo de los dos conductos hepáticos, y por él liberé toda la metralla que llevaba allí acumulada mucho tiempo, semicalcificada. Nunca creí tener todavía tanta basura dentro!


No noté un cambio especial, tras la expulsión comparándola con cualesquiera otra limpieza, salvo el asombro que me producía ver salir tantos residuos, especialmente con las lavativas que me apliqué la misma tarde de la expulsión (cosa que a todos os recomiendo hacer, y que repetí a las 24 horas). Todas las limpiezas, me suelen producir un bienestar generalizado a las 24h. y esta también lo hizo, pero su particularidad radica en el material expulsado y en su cantidad, cuando yo consideraba que mi hígado estaba mas que limpio tras 18 limpiezas!


Bueno, pues no. Como dije antes, la LH es un proceso, y puede llevarnos muchos meses de práctica reiterada hasta conseguir limpiar a fondo este maravilloso órgano. La presencia de muchas bolas verdes (de bilis reciente para digerir el aceite) durante casi todas mis limpiezas, y sobre todo a partir de la 10, me hicieron creer que el mismo estaba ya completamente limpio (como atestigüé en el blog) porque fabricaba bilis suficiente para digerir el aceite, capacidad que había ido creciendo desde mis primeras limpiezas, y que junto a la mejoría progresiva de mis síntomas que llevaban a la conclusión de que, finalmente, mi hígado había concluído por estar limpio. ¡Craso error!

Todavía había posibilidad de mejorar, como demostró mi 19 limpieza! Os adjunto la foto de los primeros residuos, pero éstos siguieron saliendo, y saliendo... No hice mas fotos, porque no los recogí al creer que fueran a salir mas! Pero no paraban! A lo largo del día, lo menos expulsé 5 veces la cantidad de la foto! Esta es mi expulsión 19ª, y aunque no se ven suficientemente, están llenos de piedras verdes oscuras y cremas. En otros momentos solté mucho material blanquecino calcificado, algo que no había sucedido desde mi 2ª limpieza hepática, pero esta vez en mucha mayor cantidad.


Bueno, diréis ¿y cual es el método?

Voy, voy... a ello, porque es muy sencillo. Dejadme antes que os cuente cómo llegué hasta él. Fue navegando por Curezone, lo encontré en la pagina http://curezone.com/forums/fm.asp?i=934180. Si lo queréis traducido con Google picad aquí. El Dr. Sutter no sé si es médico tal y como su título parece indicar, sino tan sólo Quiropráctico (también pueden doctorarse). En todo caso, parece que sirvió en el cuerpo médico del ejercito, por lo que puede que sí lo sea. No lo tengo claro, pero tampoco me importa. La salud va por distinto camino que la medicina.


Bueno, a lo que íbamos. La toma de este ingrediente nuevo con el aceite y el cítrico, lo llevé rápidamente a la práctica, porque considero que la Coca Cola es inigualable para soltar cosas atascadas. Aflojar tornillos parece una leyenda urbana, pero lo cierto es que el acido que contiene se come el óxido. También conozco casos de enfermeras que la han usado (en poca cantidad) para desatascar las sondas nasogástricas obstruidas por los alimentos que se han introducido por ellas. Realmente la Coca Cola ¡¡DESATASCA!! Por eso nos resulta útil aquí también!

Creo que es debido a dos razones principales, que son sus ingredientes: el acido fosfórico y el acido carbónico. El ácido fosfórico tiene una función de aflojar los conductos hepáticos considerablemente, según dice el Dr. Sutter :The Ultraphos loosens the common bile duct so it can pass the bigger stones without damaging the common bile duct”: El Ultraphos afloja el conducto biliar común por lo que pueden pasar los grandes piedras sin dañar el conducto biliar común".

Por eso lo recomienda también tomar por tres días en forma de gotas (90 gotas/litro de sidra de manzana, no jugo de manzana), porque tiene función desatascadora y dilatadora de los conductos biliares. El ácido carbónico es el que produce las burbujas, también desatasca, y con el gas nos ayuda a digerir mejor el aceite + cítrico. Otro beneficio añadido del uso de Coca Cola es que saboriza la mezcla, de tal modo que se traga mejor, pues mantiene cierto sabor a Coca-Cola, en vez de saber tanto al pesado aceite. Se pasa mejor mejor la mezcla, y con ello la noche, ya que con ella también digiere mejor.


Creo que éstas son ventajas inmensas, sobre todo porque nos permiten reducir la dosis de aceite y conservar la máxima eficacia! Pues sí, yo creo que con medio vaso de aceite + medio vaso de cítrico + medio vaso de Coca-Cola, es suficiente para obtener una buena limpieza hepática con el mínimo esfuerzo digestivo y desgaste!!!


Voy a exponer primero el método tal como recomienda este Dr.Sutter en Curezone, y luego lo que yo hice a partir del mismo y que a algunos de vosotros ya os conté en correo privado. Ahora lo extiendo a todos, por si también queréis ponerlo en práctica en vuestras futuras limpiezas. Aún así, los que tengan piedras en la vesícula, considero que deben tomar un mínimo de 250 cc de aceite (un vaso) en una o varias tomas, y mejor añadiendo también Coca-Cola.

El Dr. Sutter dice que reconoce que es un método polémico, pero que funciona y que salvó su vida en el año 1998. Éste es su testimonio traducido por google. Además dice que nunca ha visto que con éste método le quedase atascado el conducto biliar a nadie tras la LH. Yo creo que la LH es lo único que puede resolver esta peligrosa situación, generada por tener piedras en la vesícula, cuyo mauor riesgo es provocar pancreatitis.

Siempre repito que el riesgo proviene de tener piedras en la vesícula, no de hacer la LH, que es lo único que evita ese riesgo de pancreatitis, si se hacen bien las cosas, porque las evacúa. Con este nuevo ingrediente, acaso podamos facilitar aún mas la limpieza no sólo de la vesícula, sino sobre todo del hígado, por las inmensas repercusiones que produce éste órgano misterioso sobre la salud.


Bueno, vamos al grano. La cura según Sutter hay que hacerla así:


“...

1. Dos onzas de jugo fresco de limón exprimido. (1-2 limones)

2.Ultra Phos líquido. Recomienda no hacer la LH sin éste.

3.Aceite de oliva virgen extra.

4.Coca-Cola clásica. No vale de lata, pero sí vale de botella de plástico.

5.Sidra de manzana. No zumo de manzana. No tiene que ser orgánica, vale la normal del supermercado.

Durante tres días beber un cuarto de Galón (1 litro) de sidra por día. Añadir 90 gotas de Ultra Phos líquido a cada cuarto (litro). Beber la sidra de manzana a lo largo del día. Con las comidas, entre comidas, no importa. Al tercer día de beber la sidra de manzana, tres horas después de su cena, usted hace la LH.


Mezclar los siguientes ingredientes:

-2 onzas de jugo de limón

-4 onzas de aceite de oliva.

-4 onzas de Coca-Cola Clasica (Agitar la Coca-Cola un par de veces para sacarle un poco la efervescencia).


Revuelva esta mezcla de ingredientes juntos. NO AGITAR. Sólo remover enérgicamente, luego beberla.
Inmediatamente, ir a cama y tumbarse sobre el lado derecho, con las rodillas ligeramente flexionadas, la cabeza bien apoyada en la almohada, durante 30 minutos. Luego 15 minutos a su lado izquierdo y otros 15 minutos sobre su espalda. Después levántese y muévase un poco, sin extenuarse.”



...............................................................................................................

Mi análisis y opinión.


Vayamos por partes. Hallemos primero las proporciones o conversión de medidas.

1 onza equivale a 30 ml, o lo que es lo mismo, 30 cc. Por tanto 2 onzas son 60 cc, que equivalen a un cuarto de vaso de 250 cc como el que hemos usado siempre. 4 onzas son 120 cc (es decir medio vaso de 250 cc).

Por tanto usa:
  • 1/4 de vaso de limón,
  • 1/2 vaso de aceite
  • 1/2 vaso de Coca-Cola.


Me convenció el método y lo llevé a la práctica pero sin usar Ultra Phos líquido, porque no me convence todo lo que venga a complicar la cura con productos químicos. Además el acido fosfórico ya está presente en la Coca-Cola y yo considero que el verdadero artífice de la cura es el uso del aceite de oliva. Lo demás son ayudas, importantes, pero sólo ayudas al aceite. Sin embargo no descarto usar el UltraPhos en el futuro para probarlo. Siempre digo que la experiencia es la madre de la ciencia.

Me gusta que el período de preparación de esta cura se reduzca a tres días, y que incluso se pueda hacer tres horas después de cenar. Esto puede ser muy interesante para los diabéticos, que no pueden estar tantas horas sin comer (desde las 14h) con el método clásico. Pero para eso hay que usar el UltraPhos liquido o acido fosfórico. Yo no lo hice así, sino como siempre, con ácido málico e hice también mi última comida al mediodía. No se refiere en cambio para nada a las sales de Epson en su breve comentario.

En cuanto a la sidra, si decidís usarla, os recomiendo la que no tiene alcohol! O mejor aún, las cápsulas de ácido málico (o el polvo del mismo) en vez de la sidra.

Yo también prefiero el zumo de limón al pomelo, pero aquí se ha reducido el mismo a una tercera parte! Yo soy partidario de tomar al menos medio vaso (125 cc) de cítricos al gusto, mezclados o no (naranja, limón, pomelo, mandarina).


El método o protocolo que seguí, usando Coca-Cola, es el siguiente:

----------------------------------------------------------------------------------------

  • Preparación con zumo de manzana o acido málico (o ambos) durante 6 días, e ingesta de Sales de Epson en los mismos intervalos y cantidades que conocemos. A partir del mediodía del día elegido dejamos de ingerir alimentos, y tomamos tan sólo bastante agua (o zumo de manzana si os dan bajones de energía). A las 18h. ó 19 h. el primer vasos de sales, y dos horas después el segundo. A continuación empezamos con lavativas para desalojar el vientre. Esto ya lo conocéis.
  • Poco antes de la hora elegida, preparamos el aceite virgen extra: 125 cc
  • Exprimimos 125 cc de limón+naranja o bien pomelo (toronja), lavados previamente porque a veces tienen pesticidas en la piel.
  • Agitar y mezclar bien ambos en un bote con tapa para que se mezclen.
  • 5º Cuando estemos listos, sin ganas de orinar y dispuestos a irnos a cama, añadir 125 cc de Coca-Cola (medio vaso) y remover todo con una cucharilla. Podemos haber agitado previamente un poco la Coca-Cola en su botella, que debe ser de cristal o de plástico, no en lata, para quitarle un poco del excesivo gas que contiene.
  • Beber la mezcla y a la cama, recostándonos sobre el lado derecho durante la primera media hora, y otra media hora más tumbados boca arriba, en posición de semiincorporado. NO recomiendo situarse en cambio sobre el lado izdo (como dice Dr. Sutter), pues alguien me expresó su temor a atascar el páncreas. No creo que esto sea posible, pero los planteamientos que generan dudas de este tipo, es mejor evitarlos siempre, para no echarles luego la culpa.

Con este movimiento posicional, que debe ser suave y progresivo para no revolver todo el contenido del estómago y nos produzca náuseas, conseguiremos que la mezcla vaya bajando por si misma hacia el intestino. Sobre todo al levantarnos y ponernos de pie, facilitamos el vaciado estomacal, tras esta hora inicial de la cura en la cual se produce la “suelta” de las piedras. Es fundamental no vomitar en este intervalo, o tendremos que repetir la toma. Para ello se puede añadir un poco de gengibre al aceite (según recomienda el mismo autor), que como sabéis sirve para corregir las náuseas.


Hasta aquí el método que yo seguí, y el que os recomiendo. Sutter no habla de sales de Epson, pero entiendo que las usa, pues también recomienda el programa antiparasitario de Clark. En todo caso, considero que es imprescindible tomar las sales de Epson a mi juicio, que relajan y aflojan los conductos biliares, además de mover el intestino rápidamente para que expulsemos las piedras y toxinas cuanto antes.


Yo he procurado adaptar el uso de Coca-cola a mi gusto y al proceso de LH tal como la conocemos. Consiste en resumen en tomar tres medios vasos, cada uno de un ingrediente: 125 cc de aceite, 125 cc de cítricos y 125 cc de Coca-Cola. Pero los que tengáis piedras en la vesícula creo que debéis tomar mas cantidad de aceite, como ya he dicho antes. Un mínimo de 250 cc, mas 125 cc de cítricos, mas 125 cc de Coca-Cola. En total, son dos vasos de mezcla que forman medio litro (500 cc). Creo que es mejor que tomarse el medio litro de aceite que recomienda Roberts para soltar las piedras de la vesícula, pero vosotros tenéis la última palabra, en esto como en todo.


La Coca-Cola aporta un sabor diferente y facilita nuevas limpiezas a los veteranos del método. Acaso si la tomáis de modo habitual no surta los beneficios citados, ni facilite tanto la expulsión, simplemente por una cuestión de tolerancia individual hacia la misma. No puedo saberlo, pues yo no la tomo nunca desde hace muchos años. Me empalaga y aburre. Quzá por eso funcionó.

Sobre la Coca-Cola, os diré que beberla de modo habitual me parece un atentado para la salud, por varias razones. La primera es por la cantidad abusiva de azúcares industriales que la componen, que son una bomba para el páncreas y para la sangre. Sus numerosos componentes químicos tendrá que neutralizarlos después también el hígado, por lo que lo estaremos sobrecargando al beberla de modo habitual. Es una bebida superácida, y provoca la violenta liberación de sustancias tampón orgánicas (calcio) para neutralizarla, descalcificándonos. El organismo saca de los dientes, los huesos y de las células el calcio que requiere para alcalinizar la sangre ante la explosión ácida que provocan los refrescos como éste. Esto es terrible para el organismo, que se queda sin calcio , magnesio y otros minerales, que se eliminan por orina, junto con los ingredientes de la perniciosa Coca-Cola.

Además, provoca deshidratación celular por el agua orgánica que se utiliza para “lavar” y eliminar por riñón tanta toxina ingerida, lo cual nos produce mas sed. Esto significa que hay que beber mucha agua para neutralizar una sola Coca-Cola. Nos han mentido diciendo que es un refresco, pues al beberla entramos en un circulo vicioso, ya que provoca mas sed, porque requiere mucha agua para eliminarla. El cuerpo obtiene el agua de la sangre, de los espacios extracelulares y, cuando ya no queda otro remedio, también del interior de las células. Nos deshidratamos un poco más cada vez que consumimos Coca-Cola, y si seguimos bebiéndola (al confundirla con un refresco), nos hartaremos de ella, y entonces nos pondremos a comer para ver si se corrige esa sensación extraña que provoca su uso, con un sabor extraño en el paladar y la boca seca... De este modo, comemos porque estamos necesitando agua, y confundimos el hambre con la sed. Mas engorde.

Nos enganchan con publicidad, para que la veamos con simpatía (“la chispa de la vida”) y nos identifiquemos con ella, mientras ella se come nuestros huesos, dientes, y de paso, nos afloja el bolsillo. Por eso la gente se cree aún que es un refresco. Falso, porque es un veneno para el organismo, un tóxico, al igual que todos los demás refrescos lo son. Lo único que refresca es el agua pura, sin aditivos. El agua de la Coca-Cola o de cualquier otro preparado no refresca suficientemente la deshidratación que el resto de sus ingredientes provoca. Encima engorda, pues una lata contiene 17 cucharaditas de azúcar! además de cafeína y teobromina, que son toxinas nerviosas, que también requieren de mas agua para ser expulsadas y metabolizadas por vía renal.

La coca-Cola también produce dependencia. Os habéis preguntado ¿por qué no dicen el ingrediente secreto? Podrían decirlo, y evitar los plagios registrando su copyrigth, pero prefieren no decirlo ...porque no es nada bueno. Seguro. Perderían muchos millones de los inconscientes clientes que la toman al considerarla inocua por ignorancia. Y como es una empresa con poder-dinero, nadie les va a obligar a decir de qué se compone, claro. Antes que la FDA(1906) ya estaba la Coca-Cola (1885). Pero su nombre, ya nos indica su origen. Los alcaloides presentes en la Cocaína son, además de estimulantes, muy adictivos. Justo lo que le interesa al fabricante de este negocio que arruina la salud de la gente!


Bebed sólo agua, y especialmente bebed mucha agua tras ingerir refrescos. Los de lata conllevan mas toxinas aún por su propio envase tóxico. Fijaos que los de botella de cristal saben siempre mejor. Sin embargo, aquí la Coca-Cola, en dosis muy bajas y ocasionales, puede ayudarnos porque DESATASCA! Así que, una vez más, ¡no hay mal que por bien no venga!


Deciros también que este blog, tan animado, requiere una considerable disposición de tiempo libre para su mantenimiento, y yo no puedo actualizarlo tan a menudo como hasta ahora. Ni siquiera soy capaz de contestar ya a los comentarios que dejáis en el blog!. Por tanto, no voy a poder seguir subiendo tantos correos y testimonios como me mandáis, y me centraré desde ahora en subir los mas relevantes para todos nosotros, pues la mayoría son ya repeticiones de lo mismo. Creo que así el blog no se hará tan denso como ilegible para algunos, y podremos avanzar mejor hacia la excelencia del método de LH.

Brevedad y claridad, pues lo fundamental ya está casi todo dicho. Muchos visitantes no se leen las largas y numerosas entradas previas, y prefieren consultarme directamente, lo que consume todo mi tiempo. Por tanto, voy a pedir mediante un correo de rebote a quien me escriba, que se lea primero el blog y que sólo me dirija sus dudas si son urgentes y no están contestadas en el blog. Seguiré tratando de ayudaros todo lo que pueda, siempre en la medida de mis posibilidades, pero a este ritmo no puedo, por lo que me centraré sólo en aquellos casos que no podáis solucionar con la información del blog.

He colocado en la columna de la derecha un cuadro de búsqueda interno, para que encontréis fácilmente en el blog todo lo relacionado con la cuestión que os interese. Espero que os facilite el manejo de la información del mismo.


Asimismo estoy escribiendo -muy lentamente- un libro sobre “Como limpiar el hígado y la vesícula” y en él contaré resumidamente todo lo experimentado en el blog, con los métodos y demás circunstancias que rodean al protocolo de limpieza hepática (dietas, fitonutrientes, protocolos complementarios, testimonios relevantes, candidiasis... etc). Espero que éste libro os facilite la consecución de las máximas prestaciones de la LH, al ampliar todo lo que tiene que ver con ella, y de paso resumiéndolo todo en un libro fácil de consultar. Me centraré este verano muy intensamente sobre él, con menoscabo de mi atención hacia el blog, pero creo que ahora, afortunadamente, hay muchos expertos en LH! Lo sois muchos de vosotros y os animo a responder a quienes publiquen algún comentario pidiendo ayuda. ¡Gracias! porque "todo lo que damos, es a nosotros mismos a quien se lo damos" (UCDM).

Yo subiré periódicamente lo mas relevante, como la entrada de hoy, que considero que puede mejorar notablemente la LH. Os animo a que la consideréis y si os convence la llevéis a la práctica.

Un salud.o cordial de Carlos de Vilanova :-)


Hola, Carlos. Te envío la foto de la limpieza de hoy.
La he hecho con coca cola como me dijiste en el mail. Bueno lo de la Coca-Cola supongo que funcionó, pues no es que sacara mucho como vistes, pero si que es verdad que se pasa mejor lo del aceite, y supongo que la especie de arenilla era por la Coca, en caso que fuera arenilla!
Las piedras se ven verdes. Supongo que son de bilis otra vez. Había como una arenilla más marronosa que luego se ha vuelto verdosa. A ver qué te parece. Dime tu opinión al respecto.
Me eres de gran ayuda. Como siempre te doy las gracias.
Jordi
Bien, tu limpieza es bilis, probablemente reciente salvo que sean oscuras las bolas por dentro. ¿las cortaste a la mitad? Tampoco importa mucho, guíate por tus síntomas. Poco a poco lo irás limpiando, y cuando no tengas síntomas molestos, hazlas cada 6 meses. Cada persona es un mundo y puede variar este tiempo o intervalo. La arenilla es clave en el proceso, porque obstruye y atasca los conductos, calcificando y endureciendo todo. Dificulta la salida de los productos del hígado, y nos afeta mermando la salud. Es muy bueno eliminarla, por lo tanto, y además tan pronto!
Un abrazo Jordi!
carlos
Hola Carlos,
Te escribo para comentarte cómo me fue con mi 5ª LH, que realicé el pasado fin de semana utilizando el nuevo cóctel de aceite+cítricos+Coca-cola. Decidí experimentar esta nueva variante, tras los magros resultados de mis cuatro limpiezas iniciales.
De entrada debo aclarar que a mí ni me gusta el sabor de la Coca-cola (que me sabe más a medicina, que a bebida refrescante), ni la bebo habitualmente (sólo muy esporádicamente, de vez en cuando, en alguna fiesta o celebración). Pero al llevar ácido fosfórico, que es un gran limpiador y desengrasante, pensé que podría ser útil en el proceso de limpieza hepática, contribuyendo a disolver los cálculos.
Seguí el protocolo habitual de Moritz (incluida la semana previa de preparación a base de 1 litro de zumo de manzana diario), incluyendo la doble ingesta de sales de Epsom por la tarde-noche del sábado y a continuación la ingesta del siguiente cóctel (que representa, aproximadamente, unas 1.700 calorías !!!) :
1 vaso (de 200 ml.) de aceite de oliva virgen extra (de primera prensada en frío)
1/2 vaso (100 ml.) de cítricos (mitad zumo de naranja, mitad zumo de limón)
1/2 vaso (100 ml.) de Coca-cola normal (la clásica, con su correspondiente dosis de ácido fosfórico)
Habiendo probado el método Fusión en mi 4ª LH, que por cierto me dejó bastante molido y me hizo expulsar piedras verdes bastante grandes tras las lavativas, en este ocasión decidí rebajar la cantidad a 200 ml. (en lugar de 250 ml.), porque me pareció más que suficiente (en mi caso) para efectuar la limpieza y tener buenos resultados, sin necesidad de sobrecargar el cuerpo inútilmente.
La mezcla resultante con este cóctel me resultó bastante aceitosa, a pesar de los cítricos y la Coca-cola añadida (cuyo sabor es muy dominante). Las LHs anteriores hechas con la mezcla de aceite-pomelo, a mí personalmente me entraron mucho mejor (aunque supongo que aquí juega mucho la mayor cantidad de pomelo (cítrico), que supera a la del aceite).
La noche la pasé bastante bien, sin sentir molestias apenas. Supongo que es por haber ganado fuerza digestiva con las anteriores limpiezas. Sólo tuve que levantarme sobre las 5.30 h. debido a una sensación de náusea, que cesó tras vomitar una pequeña parte del aceite.
Por la mañana tomé la segunda tanda de sales, que me supusieron un gran esfuerzo, pues me parecieron aún más horribles, si cabe, después de haber tomado el aceite.
Empecé a expulsar a media mañana y a mediodía había recogido bastante resto sólido, como muestra la fotografía adjunta, aunque sin ser nada del otro mundo. No obstante, en mi caso el residuo sólido sí que ha sido bastante más cuantioso que en las limpiezas anteriores. A diferencia de ellas, en que eliminé mucho residuo fibroso, en ésta lo que eché fue mucho residuo granulado, que no sé si corresponde con lo que tú llamas "barro biliar" (es algo que me gustaría que me aclarases), además de una quincena de cálculos de color verde, del tamaño entre guisante y garbanzo, supongo que generados la misma noche, recubiertos de residuo granulado.
¿El residuo sólido granulado y muy fragmentado puede ser debido al efecto combinado del ácido fosfórico y el gas de la Coca-cola sobre el hígado en el momento de la limpieza? ¿A tí te ha llegado algún testimonio igual sobre este particular?. Es algo de lo que estoy intrigado y me gustaría saber si a otros les ha pasado algo parecido.
Por la tarde, tras hacerme dos lavativas, expulsé una treintena de cálculos más, bastante grandes, de un tamaño próximo a un garbanzo. Esto confirma lo ya sabido, esto es, que con mayor cantidad de aceite (que la establecida en el protocolo de Moritz) se generan bastantes piedras verdes (formadas la misma noche de la limpieza) y que se expulsan tras las lavativas.
El domingo me encontré bastante fatigado todo el día, pero hoy lunes me encuentro mucho mejor, aunque con una ligera resaca todavía. Siento algunas molestias en la zona del costado derecho, a la altura del hígado, que espero vayan mitigándose poco a poco. Mientras tanto voy a seguir tomando zumo de manzana por unos días más.
Lo que he comprobado en mi caso es que, tras realizar la LH, los valores de la presión arterial se sitúan a un valor normal, cuando normalmente los tengo algo más elevados, debido a mi hipertensión. Transcurridos unos días estos valores vuelven a aumentar. No sé si debido al nuevo acomodo de los sedimentos restantes en el hígado y, con ello, al empeoramiento de la perfusión hepática. ¿A tí qué te parece?.
Bueno, no te atosigo con más preguntas. Espero que este testimonio te haya resultado interesante y quisiera oír de más testimonios de gente que se atrevan a probar esta variante de la Coca-cola (sin prejuicios) y relaten cómo les va con ella.
A lo mejor puede ser que la Coca-cola, tomada en cantidades muy discretas y muy de vez en cuando, resulte hasta saludable para el hígado (¿será esto un sacrilegio para el colectivo naturista?) .... ;-)
Recibe un cordial saludo.
Francesc
Hola Francesc, gracias por tu testimonio! Es estupendo el volumen que has expulsado!!
Has echado efectivamente ese barro biliar o sedimentos semicalcificados, formados por un barrillo arenoso blanquecino-amarillento. Igual que yo! La diferencia es que yo lo eché en la 19ª limpieza! tras tomar Coca-Cola al estilo del Dr. Sutter. Supongo que se me liberó uno de los dos grandes conductos con esa limpieza, y eché mas que nunca, y me ponía lavativas y seguía saliendo!!
Lo he repetido dos veces mas ya. Yo creo que la tuya es mu buena limpieza, y espero que notes la mejoría pronto. Sí que creo que el acido fosfórico y el carbónico, además de dar acidez, favorecen la digestión del aceite (por el gas), y sí creo que ayudan a disolver y a soltar piedras. Tu caso y el mío son dos pruebas de ello. Hay mas gente que lo ha hecho, como Enric y mi mujer. A mi mujer le salió bastante mas que otras veces, pero poco calcificado. A Enric no notó nada especial respecto a otras limpiezas.

No sé porque te baja y luego te sube la tensión, pero seguramante tiene que ver con el riñón. El higado también interfiere mucho en la circulación y el hecho de estar limpio la mejora. Es como un filtro o depuradora por la que pasa mas rápido el agua cuando está limpio, y mas lenta cuando está atascado. Sabes que bebiendo 2 litros al día la mejora te vendrá con el tiempo y quiza la desaparición de la hipertensión. Pero hay que tener en cuenta otros factores como el estado del corazón, por lo que no se debe subir la ingesta de golpe, sino poco a poco con los meses, no vayamos a pasar de una sequía orgánica a una inundación!

Creo que es suficiente usar medio vaso de aceite, con medio vaso de coca-cola y otro medio de limón. Es un método mas ligero y creo que es tan -o mas- eficaz que el de Moritz. Yo lo recomiendo así. La ingesta de 250 ml de aceite debe dejarse para los que tengan piedras calcificadas en la vesícula, pues es cierto que es mas duro de digerir esa cantidad. También en ese caso puede echársele medio vaso de coca cola.
Recibe un abrazo, amigo!
carlos